PARACEL: superposición de fincas y militarización del conflicto 

Heñói – 27 de Marzo de 2024

Miembros de la Comisión Vecinal reunidos en plenaria.

El pasado 12 de marzo, integrantes de la comisión “Porvenir Mejor” del distrito Sargento José Félix López (Puentesiño), departamento de Concepción, decidieron ingresar a las tierras ocupadas por la gigante de la celulosa PARACEL. El reclamo: unas 3.587 hectáreas pertenecientes al INDERT, ocupadas ilegalmente por la empresa con plantaciones de eucaliptos, según la denuncia.

El terreno en disputa pertenece a la de la finca N° 573, padrón 714, expropiadas a Pancracio Giménez por el dictador Alfredo Stroessner (1954-1989), mediante el decreto N° 9.264, del 25 de setiembre de 1974, por razones de utilidad e interés social, para establecer la colonia Sgto. José Félix López. Según documentos del Poder Judicial dicha finca 573 cuenta con una orden de “prohibición de innovar sobre la finca” desde el año 2011, medida cautelar que impide cualquier tipo de alteración en el terreno.

Así también, según la Dirección de Registros Públicos no se registran modificaciones de dominio según constancia del año 2016, lo que significa que las 3.587 hectáreas siguen perteneciendo a la finca N° 573 del INDERT.

Decreto 9264 de expropiación de las 3.587 hectáreas de la Finca N° 5734

Superposición de fincas y cambio de propietario

La lucha por la recuperación de las tierras de la finca N° 537 impulsada desde la Comisión Vecinal data de hace unos 16 años. En diálogo con los pobladores, estos señalaron que el conflicto con la multinacional se dio a raíz de que en el mes de febrero del 2024, se percataron de un cambio en los registros catastrales de la finca 22 perteneciente a PARACEL. Este terreno ocupa parte de la finca N° 537 reivindicada como tierras pertenecientes al INDERT para sujetos de la Reforma Agraria.

Resulta llamativo que entre enero y marzo de 2024 en los registros catastrales se observaron cambios en los padrones y fincas pertenecientes a PARACEL. El caso en conflicto, la Finca 22, que cuenta en total con una extensión de 15.178 hectáreas y se encuentra superpuesta a la finca N° 573, sorpresivamente cambió de propietario en marzo de 2024. En lugar de Paracel estas tierras figuran ahora a nombre de FINEXPAR, financiera cuyo presidente es Luis María Zubizarreta. Esto también se replica en otros padrones pertenecientes a PARACEL en el distrito de Sgto. José Félix López.

En el mapa se observa la superposición de la Finca 22 perteneciente a PARACEL (desde marzo a FINEXPAR) en parte de las tierras de la finca N°537. El punto referencia para ubicar el polígono de la Finca Nº 573 es donde se encuentra el arroyo Zanja Molina con el Arroyo Itagué (según título) o Itaky (según toponimia actual), que se halla ubicado en la esquina noreste de la propiedad. A partir de este punto, el lindero al Norte de la propiedad es el arroyo Zanja Molina y el lindero al Este es el arroyo Itagué o Itaky. En polígono rojo la Finca Nº 573 del INDERT, en polígono de línea blanca el Padrón Nº 22 usufructuado por Paracel. En color naranja transparente está pintado el área ocupada por PARACEL que pertenece a la finca N° 537 del INDERT.

Criminalización de la protesta y represalias

El viernes 15 de marzo una comitiva fiscal policial llegó hasta las tierras en conflicto para realizar un desalojo. Integrantes de la comisión vecinal, acordaron salir del lugar sin oponer resistencia. Reubicaron sus campamentos a pocos metros del lugar donde actualmente permanecen en condiciones precarias. Según pobladores, existen cuatro órdenes de captura contra dirigentes que lideraron la ocupación.

Militarización del conflicto: frente al precario campamento establecido por los pobladores, a su vez, la agrupación de las Fuerzas de Operaciones Policiales Especiales (FOPE)   levantó un puesto de control donde permanecen vigilantes oficiales munidos con armas largas, granadas y un vehículo sin distintivo institucional ni patente. Al ser consultados sobre la función que desempeñaban en el sitio, respondieron que se encontraban ahí para dar aviso a las autoridades en caso de que los campesinos vuelvan a ingresar a las tierras en conflicto.

Los pobladores señalaron que dicho despliegue policial militar es desproporcionado considerando que quienes se encuentran en el campamento son familias empobrecidas, con niños y niñas que solo reclaman un pedazo de tierra para poder desarrollarse como campesinos/as.

Daños ambientales y precariedades laborales

Los pobladores refirieron que las plantaciones de eucaliptos de PARACEL en el distrito ya están generando sequía en arroyos, tajamares y esteros, pérdida de fauna silvestre y destrucción del suelo. También señalaron que en las tierras ocupadas de manera irregular por PARACEL se deforesta y utilizan agrotóxicos en ingentes cantidades.

En un recorrido realizado por el lugar, el equipo de heñói pudo constatar rastros de desmonte y preparación del suelo para implantar nuevos cultivos de eucalipto.

Un concejal municipal de Puentesiño cuestionó que PARACEL no cumple con las leyes ambientales. Además mencionó que los trabajos que la empresa ofrece a miembros de la comunidad son en condiciones de esclavitud y que eso no representan ningún tipo de desarrollo para las comunidades. Recordó que en un principio PARACEL prometía planes sociales para las comunidades y brindaba cierto tipo de apoyo pero que en la actualidad eso es inexistente.         

La Comisión Vecinal plantea realizar una mensura judicial con las instituciones responsables y la empresa PARACEL para dilucidar la legalidad de origen de la finca N°573 y restablecer el usufructo a los verdaderos sujetos de la reforma agraria que son los campesinos sin tierra. En tanto, la Empresa PARACEL debe detener la plantación en las tierras en conflicto hasta que se resuelva la irregularidad de las mismas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *