Alimentación en Paraguay: Resistiendo al Agronegocio y a las Inmobiliarias

El pasado 16 de octubre, se conmemoro el día de la alimentación, celebración cuyo objetivo es crear conciencia en todas las naciones sobre el problema alimentario mundial y fomentar la lucha contra el hambre, la desnutrición y la pobreza.

El Centro de Estudios Heñoi viene trabajando, desde su creación, en torno a la importancia de la soberanía alimentaria y el derecho a la alimentación. En ese sentido, este año llevó adelante la “Semana de la Alimentación: Resistiendo al Agronegocio y a las inmobiliarias”, con el objetivo de poner en evidencia la necesidad urgente de recuperar la producción de alimentos sanos, frescos, al alcance de toda la población. Para ello se han difundido materiales audio-visuales, como podcasts de vivencias de productores y productoras frutihortícolas, charlas y seminarios virtuales, como, la segunda clase de la Cátedra Libre de Soberanía Alimentaria en la FACSO y a modo de cierre, el Encuentro Semillero Anual entre productores y productoras a nivel nacional.

Es importante mencionar que las organizaciones que forman parte de la articulación Heñoi Jey (que desde el año 2010 realiza las Ferias de Semillas), veían con preocupación la imposibilidad de realizar la Feria Anual de Semillas Nativas y Criollas, debido a la crisis pandémica. De modo que, este encuentro ha venido a facilitar esa reunión, más aún ahora cuando la Red de Semillas se encuentra en marcha.

La actividad se desarrolló en la ciudad de Caaguazú, en el local de la Federación Nacional Campesina (FNC), quienes ofrecieron el espacio solidariamente. Ha sido punto de encuentro para un total de 32 productoras/es de distintos puntos del país, como San Pedro del Paraná y Pirapey – Itapúa; Tebicuarymi y Escobar – Paraguarí, Fernando de la Mora – Central, San Joaquín y Repatriación – Caaguazú, entre otros.

La jornada inicio con una serie de charlas temáticas a cargo del Ing. Agr. Miguel Lovera, primeramente, sobre la situación semillera nacional en contexto de crisis sanitaria, económica y alimentaria, para luego abrir el espacio a las productoras y los productores presentes, para que cada una/uno comparta la situación en la que se encuentra actualmente.

Los comentarios fueron muchos, variados y en su mayoría catárticos para los/as compañeros/as, pero, como factor común a lo mencionado todos/as concuerdan en sentirse abandonados por el Estado y no solo eso, sino que también perseguidos por el modelo productivo basado en el agronegocio y el extractivismo que impera y es fomentado por los estratos de poder (político y económico), también expusieron su preocupación sobre la situación climática actual, la falta de lluvias, y la continuidad de este fenómeno de la niña, que ya arrasó con prácticamente todos sus cultivos.

A esto además se suma la falta de acompañamiento de los ministerios correspondientes, la necesidad de capacitación para producir bajo lineamientos agroecológicos, y la urgencia de fomentar un mercado justo de consumo nacional, es esta la larga lista de problemáticas por resolver, que ahoga a la producción campesina e indígena a nivel país.

Por último, y para buscar proyecciones positivas a la negativa situación, se realizó una planificación conjunta de los pasos a seguir para la consolidación de la Red de Semillas Nativas y Criollas – Heñoi. A groso modo, y todavía con necesidad de ajustes y modificaciones, se estructuró una hoja de ruta tentativa para la Red, con visitas a campo para llevar adelante un acompañamiento y asistencia continuos a los/as productores/as, capacitaciones en base a cambio climático y climatología, métodos de producción sin químicos e intercambio de conocimientos de campesino a campesino, y profundización del modelo productivo lineado en base a la agroecología. También se marcó una posible fecha para la Feria Anual de Semillas, aproximadamente para Julio del 2021.

De este encuentro básicamente rescatamos que aunque los/as compañeros/as productores/as se encuentren atravesando por momentos complicados en cuanto a su producción misma, debido obviamente a la coyuntura tanto sanitaria, económica y climática, aún conservan el orgullo de trabajar la tierra, de ser dueños de saberes y conocimientos ancestrales que hasta hoy día siguen alimentando y nutriendo a la población, y ostentan orgullosos, como ellos mismos mencionaron, el ser productores campesinos e indígenas cuya profesión es la agricultura.

 

Fotos: Fosco Gugliotta Ruggeri – Heñói

Material libre para su difusión citando la fuente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *