Transitando desde los deseos a la acción política colectiva

Heñoi

El pasado 30 de abril de 2020 se llevó a cabo la Webinar Jajotopáta Heñói Jey “Otro modelo de producción es posible”. El debate entre diversos participantes giró en torno a la crisis social y agroalimentaria en que estamos inmersos, y la necesidad de articular e impulsar alternativas. Las palabras más mencionadas en el Webinar, que constituyen puntos de encuentro, fueron tierra, producción, soja, asentamiento, nosotros, agricultura, Estado, alimentos, compañeros, problemas, poder, populares, pandemia, semillas, política, agronegocio, podemos.

Teniendo en cuenta la extensión, riqueza y diversidad de los aportes realizados por las compañeras y compañeros, el presente resumen se organiza en torno a los aspectos de la coyuntura actual, a las advertencias sobre los mecanismos de control social por parte del Estado, y las propuestas alternativas desde el campo popular.

La coyuntura actual

La premisa de la que se parte es que la crisis actual del sistema económico y social es una oportunidad para la reflexión, el aprendizaje, la acción y el cambio social. Como así también es una oportunidad para la actualización de la dominación y el statu quo.

En este marco se destaca que el fenómeno del COVID-19 es a escala internacional y que los riesgos sanitarios, económicos, sociales y ambientales se agudizan en Paraguay debido a su carácter atrasado y dependiente. En ese sentido se coloca la crisis del sistema agroalimentario y los riesgos de hambruna, el acceso restringido a la tierra, mayormente desgastada, déficit en acceso al agua, las dificultades para la producción de alimentos, los efectos del cambio climático, su impacto en la vegetación, en todo el ciclo ecológico y productivo.

Control social por parte del Estado

Se ha evidenciado que el gobierno no tiene la capacidad de elaborar una planificación estratégica para superar la crisis y que las respuestas a las emergencias y necesidades de la población son lentas, insuficientes y fragmentarias. Incluso la mayoría de las medidas planteadas son contrarias al interés general. Así también, se presenta un escenario en el cual existe una aparente división al interior del gobierno por la apropiación de los recursos económicos. El caso del MAG es ilustrativo, mientras plantea un supuesto apoyo a 150.000 fincas de la agricultura familiar sin un plan concreto, busca anexar los entes autárticos que manejan aprox. 74 millones de dólares por año, cada uno.

Otro elemento destacado es la captura por parte de los agronegocios y grupos de poder, de las instituciones del Estado – INDERT, IPTA, CONACYT, etc.-, así como el mantenimiento de los privilegios de los gremios empresariales -ARP, UIP, FEPRINCO, UGP, entre otros-.

Alternativas desde el campo popular 

Al reflexionar sobre las alternativas, se coloca como obstáculo para la acción política colectiva y las formas tradicionales de relacionamiento, el encierro que implica la cuarentena. Además de las dificultades preexistentes para el trabajo en la producción colectiva y cooperativa. En contrapartida, se presenta el caso del Asentamiento Crescencio González en un estudio comparativo con una finca de producción de soja (https://bit.ly/3fywI7Q). Los resultados son categóricos, el Asentamiento campesino es más rentable en términos económicos, sociales, culturales y ambientales.

Otra de las iniciativas del campo popular es el fenómeno de las ollas populares. Las experiencias preexistentes fueron puestas en tensión, debido a que en muchos casos las instituciones vinculadas a los comedores proveen de carne y leche de soja y otros productos nocivos para la salud. Una de las propuestas para superar ésta situación es que las ollas populares se extiendan en el tiempo, y se vinculen a las huertas y chacras urbanas y rurales para conformar sistemas de producción y economía popular, articulando productores/as y consumidores/as del campo y la ciudad. A esto se agrega que las iniciativas deben ser planteadas a escala nacional y como política pública del Estado.

A todo esto, se suman otros temas, como la necesidad de un programa de producción de semillas, la cuestión del sistema tributario, las relaciones internacionales con Taiwán y China, la centralidad de la alimentación como base de la salud y la vida, el endeudamiento público, etc. La principal coincidencia entre las personas participantes es la necesidad de politizar estas problemáticas, las demandas y las posibles soluciones. Para eso es fundamental la disputa cultural, la educación, sensibilización y persuasión. El intercambio de experiencias y conocimientos, la articulación campo/ciudad, y la organización para la acción transformadora. En otras palabras, el escenario de pos-pandemia debe ser pensado y disputado en clave de pos-Estado capturado por el bloque de poder económico y político dominante.

Finalmente se destaca que el conjunto de las reflexiones de las compañeras y compañeros presenta el panorama general de la acción recíproca e interdependiente de las distintas esferas del sistema social, donde la dirección política del Estado es central en el ejercicio del poder y el mantenimiento del statu quo. En ese sentido quedan algunas interrogantes para problematizar y seguir construyendo articulaciones de poder popular.

¿Cuáles podrían ser los temas de una agenda común que oriente la acción política colectiva?

¿Cómo articular las demandas locales y sectoriales en estrategias de mediano y largo plazo en perspectiva nacional e histórica, sin caer en el divisionismo y el vanguardismo?

¿Cómo nos sacamos de encima a estos políticos y empresarios mafiosos?

Te invitamos a participar del 2do. WEBINAR JAJOTOPATA el lunes 18 de Mayo a las 17:00 horas.

Inscribite en el siguiente enlace: https://bit.ly/2Wts4At

 

Foto portada:  Heñoi

Material libre para su difusión citando la fuente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *